Inicio Noticias Los Elementos del Carnaval

Libro de visitas  Agenda de Eventos  Contacto

Los Elementos del Carnaval

guar_capuliLa música del Carnaval de Guaranda es única. El canto de las coplas a las diferentes realidades del ser humano hacen de cada una de ellas la viva manifestación de la cultura, la galantería, la agudeza de mente y corazón para elevarla a poesía popular, ponerla música, cantarla  y contrapuntear en cualquier casa, esquina o reunión en los días del Carnaval. Y es que al son de estas coplas "todo el mundo se levanta" y cantan por doquier.

A continuación el extracto de un artículo de Gabriel Galarza López, que nos habla de "Los elementos del Carnaval".

"El Carnaval de Guaranda está conformado por el canto de coplas y estribillos con una música propia, el baile, el juego con agua, polvo serpentinas, perfumes, el acompañamiento del licor, y la invitación a la comida que se prepara para esos días con esmero y anticipación.

En los orígenes de la lengua española, el pueblo fecundó una forma poética, la COPLA, para expresar sus más ignotos sentimientos. Es un conjunto o estrofa de cuatro versos, generalmente y no siempre de ocho sílabas métricas. La rima más común se da entre el segundo y cuarto verso. Osea en la fórmula abcb. Aún cuando hay coplas populares donde riman el primer verso con el tercero y el segundo con el cuarto, con la fórmula abab. Los estudiosos de las formas poéticas han denominado a los últimos con el nombre de cántigas cuadradas.

Los cantores populares, los carnavaleros, con mucha naturalidad crean las coplas, llegando al contrapunto. Lo mismo sucede cuando un grupo de varones afila su verso, provocando la contestación de las mujeres, acompañados de la música alegre y triste del Carnaval.

Las coplas desconocen autor, cuando el pueblo las recoge en su seno. En cada rincón de Guaranda y la Provincia de Bolívar, se crean, se recrean, y transforman, se transmiten los versos anónimos. Existen  por miles, acariciando todos los temas importantes de la existencia colectiva del hombre.

Nos llegan coplas que tienden a la eternidad y también aquellas que poseen el sabor de la circunstancia, el momento, el punto instantáneo. Los padres, los parientes y amigos, enseñan a los jóvenes los versos que algún día aprendieron también, junto a la guitarra, al pingullo, a la hoja de capulí, con el son del tambor, en horas pasadas, que embriagan con la nitidez del recuerdo.

Para recordar coplas, o inventarlas según las circunstancias, como otorgando nuevo aliento, entre ellas se canta los ESTRIBILLOS. Son estrofas poéticas pequeñas, que se repiten luego de la ejecución de una o varias coplas grandes. Unas veces tienen cuatro versos pentasílabos como:

Tira la lanza por la ventana
heríme el pecho , menos el alma.

Otros en cambio, se cantan en la mitad y al final de cada copla en forma de embono, como llamaba Justino Cornejo, Así por ejemplo:

¡Que bonito es Carnaval!
¡Amor mío Carnaval!
¡Ya se acerca Carnaval!
¡Bien bonito es Carnaval!

La música es andina.

Pertenece a la cultura de los pueblos indígenas que crecieron en los valles ribereños del Llangama, del Salinas y del Chimbo. Pero solo la leyenda pudo explicar sus orígenes, tal como supo hacerlo el Dr. Augusto Cesar Saltos al narrar el nacimiento de la melodía "triste y alegre" por disposición del Dios Pachacamac para acariciar el sueño de una pareja indígena enamorada. Eran tiempos del Cacique Guaranga.

Las melodías risueñas y dolorosas tiene sus variantes según los cantones y parroquias. En unos se asemeja a los danzantes, en otros como en Chillanes se alarga lentamente sobresaliendo el carácter triste. Al ser eminentemente colectivo logra identificación en sus variaciones con claridad. Este, y no otra cosa, ha hecho que se cree una copla del mismo Carnaval que dice:

Al Carnaval de Guaranda
nadie lo puede imitar
porque sólo un Guarandeño
puede tocar y cantar.

Sal ser único, tiene sus diversidades típicas en cada sector de la provincia. Es el significado de una riqueza en la creatividad bolivarense. Con claridad son notados inmediatamente ciertos arreglos, que por sus versiones " cultas" se alejan del oído popular.

La guitarra española, la bandolina, el pingullo, la triste dulzaina, la flauta, el tambor, el rondín, el rondador, traducen los sonidos de ésta melodía.

De los intérpretes en Guaranda, inicialmente recordamos a los hermanos González y Bolívar García, al Coro del Colegio Ángel Polibio Cháves, a los hermanos León, a don Gonzalo Flor, a Don Víctor Emilio Tapia, a Don Arturo Chata, al grupo del Guaranda Tennis Club, al Coro del Comité Permanente del Carnaval, a nuestra Banda Municipal. La lista es incompleta peor aún si consideramos los valores de toda la Provincia".